Ya sabes lo que dicen, ¡con la mente en el juego!

¿Cómo se llama la escuela a la que asistían todos los estudiantes?

Exacto, hogar de los linces que tienen la mente en el juego.