Responde bajo tu propia responsabilidad…

Con un nuevo año también vienen nuevas expectativas, y aunque probablemente cumplamos LA MITAD de todas las metas que nos proponemos lograr, es bueno hacerse una idea de lo que el destino nos tiene preparado. La verdadera pregunta es… ¿Estás preparado para aceptarlo?

¿Cuál de estos postres sería la mejor forma de olvidarte de todo lo malo que pasó en el 2016?