¿Eres capaz de responder correctamente estas 58 preguntas?

Los cabellos y las uñas siguen creciendo después de la muerte.

Es un tópico que se escucha a menudo, y se ha constatado que los cadáveres parecen tener las uñas y los cabellos más largos que cuando la persona estaba viva. Pero la explicación es otra: la piel deshidratada de los dedos se retuerce y retrocede hasta desaparecer. Lo mismo ocurre con el cuero cabelludo. De este modo, los pelos y las uñas parecen haber aumentado. Pero la verdad es que no crecen más desde que se detiene la circulación sanguínea y la aportación de oxígeno.