¿Eres capaz de responder correctamente estas 58 preguntas?

Las huellas dactilares suelen estar determinadas por nuestros genes, así que pueden tener ciertas semejanzas con las de nuestros progenitores.

Las huellas dactilares son disformes, lo que quiere decir que no existen dos huellas idénticas en dedos diferentes, ya que no son determinadas por los genes.