¡Vayan por sus abanicos!

¿Cuál te llevas de la mano?