¡Vayan por sus abanicos!

¿Cuál de todos calmará tu sed?