Sabes donde está tu corazón, ¿verdad?

El sudor es inodoro.