¿A caballo regalado…?

Piénsalo bien...