Agendas tus propias horas con el doctor, ¿verdad?

Tienes que enviar una carta, ¿cuentas con estampillas en casa?