Esa época en la que los juegos realmente valían la pena.

¿Recuerdas este personaje?

¡Es Banjo-Kazooie!