Bueno, también necesitas una vista impecable.

Antes de comenzar debo advertirte que, para determinar el nivel de suciedad de tu mente, me he visto en la obligación de incluir en este test algunas caricaturas de órganos sexuales. Sí, lo sé, “Dios mío, ¡QUE ALGUIEN PIENSE EN LOS NIÑOS!”. Así que si no corres el riesgo de desmayarte viendo un pene dibujado, te invito a descubrir qué tan bien funciona tu vista y tu mente sucia…

¿Qué puedes ver en esta imagen?

UPSOCL/Artem Kovyazin

Lamento decepcionarte, pero hoy no verás una pirámide de penes.