¡Cuidado con reprobar un año!

¿Qué es más liviano?