¡Y basta de discusiones!

¿Qué se ve más sabroso para tu acompañante?