Siluetas tan negras como sus almas, claro.

Ok, puede que este sea algo difícil.

¡Es Comandante Lyle de Atlantis!