Siluetas tan negras como sus almas, claro.

¿Puedes identificar este villano?

¡Es Jafar de Aladdín!