Puede que solo seas un niño quejumbroso…

¿Comerías queso feta?