¿Nos dejas leer tu mente?

¿En qué carta no confías?