¿Cuál es la primera impresión que das?

¿Eres de los que hablan o de los que escuchan?