¿Eres más adicto a la fantasía o la comida?

¿Qué te gustaría más?