Por extraño que parezca, no te espantes.

En la escala de Ross Geller, ¿cómo te sientes ahora?