Tu corazón lo necesita… ¡Y tu estómago también!

Siempre me copiaba todo, era tan…