Ya sabes cómo será tu vestido, pero… ¿alcanzarás a estrenarlo?