¿Aún conservas tus skinny jeans?

¿Aún tienes un par de Converse negras?