¡No tiene nada que ver con tu país de origen!

¿Por qué sientes más pasión?