Veamos qué tan candente eres.

Leche.