¿Prefieres los alimentos fríos o a temperatura ambiente?

¿Refrigeras tu ajo?