Fue hace 84 años… ¡Pero tienes que intentarlo!

Rose dice: “Me sentía como si estuviera al borde de un gran precipicio, sin nadie que me ayudara…”