¿Cuánto suele sufrir tu tarjeta de crédito?

¿Qué parte de abajo comprarías sin pensarlo?