¿Tienes tu apetito preparado?

¿Qué aderezo prefieres?