¿Realmente perteneces a la generación del milenio?

¿Hablas deliberadamente de tu salud mental?