¿Acaso prefieres que te llamen “daddy”?

¿Qué tan buena es tu barba?