¿Acaso prefieres que te llamen “daddy”?

¿Vas al gimnasio?