¡La bola de cristal nunca se equivoca!

¿Qué prefieres?