El secreto está en la harina, ¿sabías?

Elige el sándwich con el pan que más te gusta.