El secreto está en la harina, ¿sabías?

¿Cómo prefieres tu pan en la mañana?