Un gran y terrible año para la música.

Entonces, ¿quién sabe?