Un gran y terrible año para la música.

Ups, evidentemente es alguien de temer…