Es hora de hablar de verdadero talento.

¿Quién se esconde aquí?

¡Es Lilo!