Entonces no dejes que te engañen…

¿Cuál película Disney comienza con esta escena?