O si definitivamente estás muerto por dentro.