¿Eres de los que habla poco o hasta por los codos?