¿Eres una abuela atrapada en un cuerpo joven?

¿Qué tan probable es encontrarte viendo un programa de cocina?