Porque el poder de observar es una verdadera genialidad.

Mira bien el cielo azul.