Recuerda que el sabor también entra por la mirada…

¿Qué sándwich te gusta más?